Logotipo de Coinbase
Iniciar sesión

Consejos de expertos: un inversionista que entró cuando Bitcoin valía $10

Les pedimos a criptoinfluencers, comerciantes experimentados y otras personas que compartieran sus consejos y mejores historias sobre sus operaciones más exitosas.

Consejos de expertos: un inversionista que entró cuando Bitcoin valía $10

Les pedimos a criptoinfluencers, comerciantes veteranos, fundadores de fondos VC y demás conocedores que compartieran sus mejores consejos, seguidores de Twitter indispensables e historias sobre sus operaciones más exitosas. En esta edición, hablamos con Ray Tong, un veterano de los negocios repleto de consejos prácticos para inversionistas novatos y experimentados.

Mientras trabajaba en un proyecto universitario en el 2011, Ray Tong se topó con Bitcoin antes de que la mayoría de la gente hubiera oído hablar de esta moneda. Obtuvo su primer bitcoin por solo $10, para lo que tuvo que viajar a Walgreens y enviar un pago por Western Union a un extraño del otro lado del mundo. (Por suerte, ahora todo es mucho más fácil). Cuando el precio de Bitcoin subió con rapidez a $30, Tong quedó enganchado. Se metió cada vez más en el comercio de Bitcoin durante los años en los que trabajó para Facebook, donde participaba como miembro activo de un canal interno de criptomonedas popular. Hoy en día, su vida se divide entre su trabajo diario (es gerente de productos en el sitio de modas en línea Farfetch, donde diseña herramientas internas que nada tienen que ver con los activos digitales) y la administración de su cartera de criptomonedas. Tong está repleto de consejos cotidianos prácticos para inversionistas novatos y experimentados.

Las inversiones favoritas de Ray Tong

Tong sabe que a mucha gente puede parecerle una locura, pero no ha vendido ningún Bitcoin desde el 2014. Al principio, fue solo porque no sabía cómo manejar las implicaciones fiscales relacionadas con las ganancias, pero a medida que el potencial de Bitcoin como reserva de riqueza se fue desarrollando a lo largo de los años, se convirtió en una estrategia. “Simplemente continué comprando y dejé de vender”, dice entre risas. “Esto ayudó muchísimo cuando fue la burbuja del 2017. Entonces, quizás la mejor estrategia comercial que he hecho fue no hacer nada, literalmente”.

Resistir el síndrome FOMO

No importa si puede saber cuándo es un buen momento para hacer algo, nunca será perfecto. Lamentará empezar a comerciar con monedas en alza demasiado tarde y no vender las que pierden valor antes (o quedar en una posición que más tarde se revierta o, también, otra cantidad inimaginable de escenarios posibles). Incluso Tong, quien se metió en Bitcoin cuando valía menos de una décima parte de su valor actual, recuerda que sintió que había perdido una oportunidad por no haber comprado antes. “Algo que siempre ayuda es establecer metas”, comenta. “Digamos que el valor actual de Ethereum es $500. Póngase como meta vender quizás el 10 % de su moneda cuando alcance los $1.000. Luego, otro 10 % cuando alcance los $1.500. Tener ese tipo de marco sirve muchísimo”.

Establecer límites

A veces, los amigos de Tong le piden que les recomiende una buena suma de dinero para que puedan invertir en criptomonedas, pero él cree que están haciendo la pregunta equivocada. En su lugar, deberían estar pensando en términos del porcentaje de su propia cartera de inversiones que quieran aportar (y, en última instancia, el valor neto). “Una vez que ya haya decidido la cantidad, puede dividirla aún más en tres grupos: el porcentaje que desea invertir en Bitcoin, el porcentaje con el que quiera comprar Ethereum y el porcentaje que le dedicará a todas las demás monedas”.

Hacer un seguimiento de lo que tiene

Tong sugiere hacer una hoja de cálculo o usar una de las herramientas gratuitas disponibles en línea para hacer un seguimiento de sus existencias y tomar decisiones estratégicas. Utiliza una aplicación web y móvil de CoinGecko, el sitio que ofrece información del mercado de criptomonedas. “Ofrecen literalmente todas las monedas y todos los símbolos ticker”, dice. “Además, puede ingresar manualmente cuántas monedas posee y ver rápidamente qué rendimiento tienen entre sí”.

Investigar, investigar, investigar

Tong siempre lee las publicaciones en línea sobre las criptomonedas más importantes como Coindesk y Mercari. Sin embargo, cuenta que la única fuente de información que se mueve a la velocidad de las criptomonedas es Twitter. Entre sus seguidores favoritos hay personas de fondos importantes que tienen acceso a recursos analíticos mucho mejores que los de cualquier comerciante individual. Algunas de sus sugerencias son los fundadores de Three Arrows Capital, Su Zhu y Kyle Davies, y Spartan Group. “También sigo a casi todo el equipo de Paradigm; son increíbles y las cosas que publican son supertécnicas”, nos cuenta Tong. “Si leo sus publicaciones y no entiendo de qué están hablando, me obligan a investigar”.

Pensar en Bitcoin, no en dólares

No es algo fácil de hacer, pero Tong sugiere que cambie su forma de pensar para que Bitcoin y Ethereum sean las monedas base de su cartera, en lugar de pensar siempre en su valor en dólares estadounidenses (o en la moneda fiduciaria en la que saque cuentas). “Trate de encontrar la moneda que más confianza le genere y haga que esa sea su moneda base”, comenta Tong. “Así que no se preocupe demasiado por el valor en dólares [día a día] que tienen sus monedas almacenadas, preocúpese por hacer operaciones que, básicamente, se traduzcan en obtener más monedas. Muchas grandes empresas están empezando a hacer esto”.