Logotipo de Coinbase
Iniciar sesión

¿Cuándo es el mejor momento para invertir en criptomonedas?

Introducción al promedio del costo en dólares: una estrategia de inversión a largo plazo

Las criptomonedas como Bitcoin pueden experimentar la volatilidad de los precios por día (o incluso por hora). Como sucede con cualquier tipo de inversión, la volatilidad puede provocar incertidumbre, temor a perderse algo (FOMO) o miedo a participar. ¿Cómo saber cuándo comprar en momentos en que los precios fluctúan?

En un mundo ideal, todo es más simple: compre barato y venda caro. En la realidad, es más fácil decirlo que hacerlo, incluso para los expertos. En lugar de intentar encontrar el “momento justo del mercado”, muchos inversionistas emplean una estrategia llamada promedio del costo en dólares (o DCA por sus siglas en inglés); el DCA permite reducir el impacto de la volatilidad del mercado mediante una inversión menor en un activo (criptomonedas, acciones u oro) de forma periódica.

El DCA puede ser la opción correcta cuando alguien cree que sus inversiones se revalorizarán (o incrementarán su valor) a largo plazo y experimentarán volatilidad de precios en el transcurso.

¿Qué es el DCA?

El DCA es una estrategia a largo plazo, en la que un inversionista compra pequeñas sumas de un activo a intervalos regulares en un período determinado (por ejemplo, invertir $100 en Bitcoin cada mes durante un año, en lugar de $1200 de una sola vez). Su programa de DCA puede variar con el tiempo y, según sus objetivos, puede durar solo unos meses o varios años. 

Si bien el DCA es una forma popular de comprar bitcoins, no se limita a las criptomonedas; los inversionistas tradicionales lo han empleado durante décadas para afrontar la volatilidad del mercado de valores. Incluso puede usar el DCA y destinar parte del plan de jubilación de su empleador al momento de cobrar su sueldo para realizar la inversión.

¿Cuáles son los beneficios del DCA?

El DCA puede ser una forma efectiva de tener criptomonedas sin el arduo trabajo de encontrar el momento del mercado justo o el riesgo de usar de manera involuntaria todos los fondos para invertir con un “pago único” durante un pico. 

La clave es elegir una suma que sea asequible e invertir en intervalos regulares, sin importar el precio del activo. Esto permite “promediar” el costo de las compras a lo largo del tiempo y reducir el impacto general de una caída repentina de los precios en una compra determinada. Además, si los precios caen, los inversionistas que usan la estrategia de DCA pueden seguir comprando según lo programado, con la posibilidad de obtener beneficios a medida que los precios se recuperan.

¿Cuándo es más efectivo invertir con el DCA que con un pago único?

El DCA puede ayudar a un inversionista a entrar de forma segura en un mercado, empezar a beneficiarse de la revalorización de los precios a largo plazo y promediar el riesgo de movimientos a la baja en el corto plazo. Además, en comparación con invertir mucho dinero en una sola oportunidad, esta estrategia puede permitir una rentabilidad más predecible en situaciones como las que se detallan a continuación:

  • Comprar un activo que puede aumentar de valor con el tiempo. Si un inversionista cree que los precios están a punto de bajar, pero es probable que se recuperen en el largo plazo, puede emplear el DCA para invertir dinero durante el período en el que cree que ocurrirá la baja. Si está en lo cierto, se beneficiará al obtener activos por un precio más bajo. Incluso si se equivoca, tendrá inversiones en el mercado mientras el precio aumenta.

  • Apuestas de cobertura mediante volatilidad. El DCA expone a los inversionistas a los precios a lo largo del tiempo. Cuando un mercado experimenta volatilidad en los precios, el objetivo de esta estrategia es promediar cualquier aumento o disminución drástica en su cartera y beneficiarse un poco del movimiento del precio en cualquier dirección.

  • Evitar el FOMO y el comercio emocional. El DCA es un enfoque de inversión basado en reglas. A menudo, los comerciantes novatos caen en la trampa del “comercio emocional”, es decir, las decisiones de compra y venta están regidas por factores psicológicos, como el miedo o el entusiasmo. Estos pueden llevar a los inversionistas a administrar sus carteras de manera poco eficiente (por ejemplo, la venta en situación de pánico durante una recesión o la apuesta desmesurada por temor a perderse un crecimiento exponencial).

¿Cómo funciona el DCA en la práctica?

Por supuesto, el éxito de toda estrategia de DCA todavía está sujeto a lo que suceda en el mercado. Para demostrar esto, profundicemos en un ejemplo con precios del mundo real cuando se aproximaban a la mayor recesión de Bitcoin hasta el momento. Si invirtió $100 en bitcoins cada semana a partir de diciembre del 2017 (cerca del pico del precio de ese año), habría invertido una suma total de $16.300. Sin embargo, el 25 de enero del 2021, su cartera tendría un valor aproximado de $65.000, lo que equivale a un retorno de la inversión de más del 299 %.

Por el contrario, se suele considerar una mala idea ir all in cuando los precios están alcanzando su punto máximo, pero ¿cómo podría saberlo? Si hubiera invertido la totalidad de los $16.300 el 18 de diciembre del 2017, habría perdido casi $8.000 en los primeros dos años. Si bien su cartera se recuperaría, habría perdido la posibilidad de acumular ganancias en el ínterin (y, tal vez, incluso se podría haber asustado tanto que hubiera vendido sus bitcoins con pérdidas).

Ahora digamos que esperó un año e invirtió $200 en bitcoins por mes entre diciembre del 2018 y diciembre del 2020. En este caso, su cartera tendría un total de $13.000 en 2020, en comparación con los $23.000 del pago único. Esta inversión all in le habría proporcionado una ganancia mayor, pero también habría sido más arriesgada, ya que cualquier movimiento significativo del precio después de la fecha de inversión inicial habría afectado todo su plan de inversión.

El DCA consiste en cubrir sus apuestas: mitiga pérdidas posibles a costa de limitar un alza potencial. Al ser una opción más segura para los inversionistas, sirve para reducir las posibilidades de que su cartera sufra graves golpes causados por la volatilidad de los precios a corto plazo.

Para saber si el DCA es la estrategia adecuada para usted, es importante que piense en sus circunstancias particulares de inversión. Siempre es mejor consultar a un profesional financiero antes de emprender una nueva estrategia de inversión.