Logotipo de Coinbase
Iniciar sesión

Around the Block nro. 10: “Asesinos de ETH” y cadenas nuevas

Around the Block de Coinbase devela ciertos aspectos clave del mundo de las criptomonedas. En esta edición, Ryan Yi y Justin Mart exploran el panorama de las plataformas de contratos inteligentes y los competidores emergentes que desafían el dominio de Ethereum dentro del sector.

Introducción

Las Dapps son aplicaciones descentralizadas que están habilitadas por contratos inteligentes, los cuales son acuerdos de ejecución automática que eliminan la necesidad de contar con un intermediario centralizado. Este tipo de aplicaciones tiene el potencial de abarcar todo un universo de casos de uso, como los servicios financieros (DeFi), los videojuegos, las redes sociales y mucho más. Con el tiempo, las Dapps pueden ser administradas de manera colectiva por la comunidad, operar por completo según sus reglas de código y ofrecer cierto nivel de inclusión global, resistencia a la censura y, en algún momento, eficiencia que no puede lograrse con las aplicaciones web tradicionales. Debido a que una Dapp ofrece transparencia sobre el comportamiento y el uso del usuario, también puede compartir su capacidad de monetización con usuarios del producto de manera automática, por lo general mediante la emisión de su propio activo digital que se utiliza para operar la aplicación subyacente en sí. No es de extrañar que la “fase de servicios” de la criptoeconomía, donde pueden florecer miles de Dapps, sea una posibilidad tan cautivante.

Para que las Dapps funcionen sin problemas, necesitan que la plataforma de tecnología subyacente sea un conjunto de cadenas de bloques de contratos inteligentes que permitan la escalabilidad. Las cadenas de bloques compatibles con contratos inteligentes brindan un alto nivel de garantías de descentralización, de modo que pueden servir, en palabras de un experto, “como una infraestructura digital cohesiva en la que se puede confiar, con garantías de disponibilidad claras para mantener una visión coherente y veraz de [...] datos críticos”.

Este es el mercado al que están apuntando Ethereum y otras cadenas de bloques de contratos inteligentes. Son plataformas de desarrollo eficaces, que venden su arsenal tecnológico y su nivel de descentralización (“garantías de seguridad económica”) a desarrolladores de Dapps. A su vez, a medida que más Dapps se fusionan en una plataforma específica, fluye más actividad económica a través de la capa base (lo que ayuda a establecer precios de activos y comisiones de transacción a través de la operación del protocolo) y hay una mejor oferta de garantías de seguridad. Así como un sistema operativo móvil opera como una capa operativa común que consolida iOS y Android, actualmente existen efectos de red similares en juego en los protocolos de criptomonedas, donde las plataformas líderes podrían generar una masa crítica y efectos de red que propicien un crecimiento mayor.

No es de extrañar que haya una competencia fuerte entre cadenas de bloques habilitadas por contratos inteligentes, con varios participantes listos para ingresar al mercado. Entonces, ¿cuál es el estado actual del ecosistema y cómo se pueden evaluar las distintas cadenas de bloques de ahora en adelante?

La ventaja de Ethereum como pionero

Al ser el primero de su tipo, Ethereum tiene una ventaja sólida y clara entre las plataformas de contratos inteligentes. No solo es la más alta en términos de valor de red, ya que cuenta con $65.000 millones, sino que también eclipsa a la competencia en lo que respecta a varios factores clave:

  • Actividad/tracción del desarrollador: hoy en día, la mayoría de las aplicaciones de cadenas de bloques se alojan en Ethereum. ERC-20 (Ethereum) es, por amplia diferencia, el estándar más adoptado para los criptoactivos recién emitidos.

  • Distribución/integración: otros servicios de terceros también dependen en gran medida de la compatibilidad con ETH, como herramientas para desarrolladores, billeteras, infraestructura en la nube, integraciones de casas de cambio y más. Por ejemplo, las dos stablecoins más grandes en términos de emisión (USDT y USDC) se alojan principalmente en Ethereum.

  • Nro. de usuarios: la cantidad de direcciones activas sigue creciendo considerablemente.

  • Valor/seguridad de la red: debido a su posición como líder en lo que respecta a usuarios y tracción, Ethereum supone un alto costo de corrupción de la cadena. En comparación, Ethereum Classic, la cadena de la cual surgió Ethereum tras la bifurcación, recibió ataques un 51 % más de veces.

Por sobre todas las cosas, Ethereum demostró el poder del desarrollo de código abierto, donde las Dapps pueden interactuar entre sí. Aquí se puede establecer una analogía con el desarrollo de software tradicional, donde un desarrollador puede usar múltiples bibliotecas de código abierto para programar la aplicación. De igual forma, un desarrollador de Ethereum puede utilizar distintas partes del “arsenal” de tecnología compatible con Ethereum, que es interoperable y se especializa en funciones particulares, para crear aplicaciones cohesivas. Imagine que las Dapps de Ethereum son ladrillos Lego. Se fomenta la construcción sobre la cadena y en paralelo a ella. Esto dio como resultado un ecosistema de desarrolladores dinámico que será un gran desafío para todo aquel que quiera competir con él.

Tomemos como ejemplo a catnip.exchange, un mercado de predicción sobre las elecciones presidenciales estadounidenses del 2020. Catnip está construido sobre las siguientes capas

  1. Augur: esta es una plataforma de mercado de predicción con base en Ethereum. Augur se utiliza para crear el mercado de resultados de las elecciones presidenciales (resultado de Trump, resultado de Biden).

  2. ERC-20 Standard: es código de Ethereum que convierte los resultados del mercado de predicción subyacente en acciones financieras, que están representadas como tokens nativos de Ethereum.

  3. Balancer: es un protocolo con base en Ethereum que permite la creación de carteras financieras ponderadas personalizadas, similar a un ETF. En este caso, Balancer se utiliza para crear una cartera ponderada compuesta por los tokens ERC-20 que se describen anteriormente en el punto (2). (50 % USD, 25 % resultados de Trump, 25 % resultados de Biden).

  4. Catnip.Exchange: una experiencia de usuario front-end que les permite a los usuarios comerciar sin problemas en el mercado Balancer.

¿Cómo pueden hacer las cadenas alternativas para competir con Ethereum?

Ethereum tiene una ventaja considerable en el mercado, gracias a su sólida tracción temprana entre desarrolladores y Dapps. Sin embargo, ahora comenzamos a ver plataformas alternativas que buscan captar una porción del mercado.

Cada plataforma nueva tratará de competir en las siguientes dimensiones:

  • Experiencia del desarrollador, conjuntos de herramientas y capacidad de programación: ¿Qué tan fácil será para los desarrolladores construir e implementar Dapps?

  • Escalabilidad/experiencia del usuario: ¿Cuántas transacciones se pueden lograr por minuto? ¿Cómo afecta la escalabilidad a la descentralización y a las garantías de seguridad?

  • Desarrollo empresarial: las plataformas nuevas necesitan implementar aplicaciones. ¿Cómo puede hacer cada plataforma para ayudar a las Dapps a ganar asociaciones o distribución de productos fundamentales?

  • Infraestructura: ¿Cuán confiable es la cadena de bloques base? ¿Será sencillo para los desarrolladores de Dapps aprovechar la compatibilidad de nodos, los servicios de participación y otros requisitos de infraestructura? ¿Qué tipo de stablecoins y nociones financieras básicas estarán disponibles?

  • Balance general: ¿Cuánto capital puede aprovechar el equipo de desarrollo de la cadena de bloques base para cumplir con los objetivos anteriores? Algunos de estos proyectos lograron juntar una cantidad de capital considerable al vender tokens y pudieron pagar por el crecimiento y la tracción.

Los casos de éxito de la competencia dependerán en gran medida de dos factores. Qué tan bien Ethereum está satisfaciendo las necesidades de los desarrolladores actuales y cuán difícil sería para los desarrolladores mudarse a un entorno nuevo. Sin embargo, hay que dejar algo en claro: si Ethereum puede lograr la escalabilidad suficiente y seguir mejorando la experiencia de los desarrolladores, será todo un desafío para cualquier otra plataforma competitiva surgir a una escala semejante que ponga en jaque a Ethereum.

Sería correcto decir que la implementación de los desarrolladores es una métrica clave que hay que seguir de cerca. ¿Sobre qué plataformas se están construyendo las nuevas Dapps y por qué? Hoy, Ethereum domina la porción del mercado de desarrolladores, pero notamos tracción temprana en algunas plataformas.

Fuente: Coingecko.com (al 2020–12–03)

Reflexiones finales

Hoy en día, construir en Ethereum tiene sus beneficios. En primer lugar, Ethereum demostró ser comparativamente seguro hasta ahora, posee un conjunto de herramientas y un ecosistema sólidos, y aporta la mayor base de usuarios. Una aplicación en Ethereum no tiene que preocuparse por darle impulso a su propia red para poder hacerse un nombre y puede apoyarse en los efectos de red de Ethereum. Es por eso que construir en Ethereum ayuda a eliminar algunas de las variables de riesgo a las que se enfrentan los desarrolladores.

Al mismo tiempo, Ethereum tiene sus desventajas. Una es la escalabilidad: cuando una aplicación tiene un gran volumen de transacciones, provoca que el costo de la interacción con otras aplicaciones de la red aumente, lo que crea un “embotellamiento” en la red para todas las demás aplicaciones en Ethereum. Otra desventaja es el control y la flexibilidad: por ejemplo, cuando Ethereum se sometió al equivalente de una “actualización de software”, ciertas partes del código de contrato de Aragon Project, una aplicación con base en Ethereum, se volvieron obsoletas.

Los desarrolladores deben sopesar estas ventajas y desventajas a la hora de seleccionar una cadena en la que construir sus aplicaciones.

Las nuevas tecnologías permiten que los desarrolladores tengan un mayor nivel de personalización, flexibilidad y control, aunque todavía están en una etapa inicial. Los desarrolladores pueden configurar las cadenas de bloques con su propia validación de seguridad y personalizar la cadena según las necesidades de su aplicación. Algunos de los exponentes de vanguardia en esta categoría son Cosmos (mediante el protocolo Tendermint) y Polkadot (mediante Substrate). Las aplicaciones se crean como sus propias cadenas de bloques utilizando tecnologías de código abierto para establecer sus propias reglas. De hecho, Aragon (que se menciona anteriormente) efectivamente migró de Ethereum a Cosmos.

Nuestra opinión es que, en última instancia, es una cuestión de si las aplicaciones deben “vivir” dentro de los mismos ecosistemas de cadenas de bloques. Con el tiempo, prevemos que la tecnología permitirá que las aplicaciones interactúen entre sí, sin importar cuál sea la cadena subyacente. Entonces, en última instancia, las opciones a considerar serían (1) construir la propia cadena, ganar tracción y, luego, interoperar con otras aplicaciones, o (2) construir e interactuar con otras aplicaciones dentro el mismo ecosistema para ganar tracción.

Coincidencias rápidas: comentarios sobre noticias destacadas

Implementación de Ethereum fase 0 

Tras años de I+D, se lanzó el contrato de depósito de Ethereum 2.0 y cumplió con los requisitos mínimos de $ETH participados para pasar a la siguiente fase del lanzamiento. En este momento, hay más de 1 millón de $ETH en participación.

El lanzamiento de la cadena baliza, el eje central de la visión de ETH2, es el comienzo de una fase que tomará varios años. La industria calcula que llevará entre 1 y 2 años completar las fases siguientes, momento en el que se podrán desbloquear los $ETH con los que participaron los usuarios. Esto es un hito considerable en el ciclo de vida del activo $ETH y surge como la oportunidad de prueba de participación más importante para el futuro a corto plazo. 

Si bien la visión de ETH2 puede tardar varios años en materializarse por completo, la versión actual de Ethereum y sus soluciones de escalabilidad probablemente serán las soluciones a corto plazo para las aplicaciones existentes y en algún momento se integrarán en un ETH2 funcional. Ya que esta fase tomará varios años, existe la posibilidad de que las nuevas cadenas de bloques de contratos inteligentes (que se describen anteriormente) ganen impulso gracias a los desarrolladores y tracción por parte de los usuarios. Será interesante ver cómo se clasificará Ethereum desde una perspectiva fundamental durante ese tiempo, a medida que transita hacia su nuevo arsenal tecnológico.

Noticias de Coinbase

Venta minorista

Criptonoticias institucionales

Empresas de criptomonedas emergentes